Traducir

La Posada de Somo : Casa Rural en Somo | “LA ÓPERA DE CUATRO NOTAS”, de Tom Johnson (Palacio de Festivales)
4707
post-template-default,single,single-post,postid-4707,single-format-standard,eltd-core-1.0.1,ajax_fade,page_not_loaded,,borderland-ver-1.12, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_with_content,width_270,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,transparent_content,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

“LA ÓPERA DE CUATRO NOTAS”, de Tom Johnson (Palacio de Festivales)

“LA ÓPERA DE CUATRO NOTAS”, de Tom Johnson (Palacio de Festivales)

Comedia Lírica

Viernes 27 y sábado 28 de noviembre. SALA PEREDA. 20:30 h.

Entradas: de 12 a 28€

La ópera de cuatro notas es, por encima de todo, un espectáculo musical divertido que, eso sí, necesita que sus intérpretes sean cantantes de ópera.  ¿¿¿ÓPERA??? ¡¡¡UY, QUÉ MIEDO!!!  Pues no; dejemos el miedo a un lado y preparémonos para disfrutar de unos textos irónicos que dejan más que claro la rivalidad (mortal) entre cantantes. Esta joya escénica se estrenó en 1976, y desde entonces se ha estado representando ininterrumpidamente en algún rincón del mundo.  LLa-ópera-de-4-notas-006-300x196e gustará a los amantes de la ópera y, afirmamos rotundamente, le gustará a los que creen que no les gusta la ópera.

Compuesta exactamente con cuatro notas hábilmente moldeadas para que parezcan infinitas, para un libreto escrito sin acotaciones, con el fin de que cada director de escena juegue con los cinco personajes que parodian las cinco voces de una ópera –tenor, barítono, soprano, mezzo y bajo–, interpretadas por un pianista.

“Han pasado más de diez años desde que descubrí La ópera de cuatro notas en una matinal del Théâtre de la Bastille de París -relata Paco Mir (miembro de Tricicle)-; un título que no engaña, porque está compuesto exactamente con cuatro notas hábilmente moldeadas para que parezcan infinitas, para un libreto escrito sin acotaciones, con el fin de que cada director de escena juegue con los cincos personajes que parodian las cinco voces de una ópera –tenor, barítono, soprano, mezzo y bajo–, observadas por un pianista que interpreta una partitura concebida originalmente solo para piano. Una gran ópera hecha con muy pocos medios. Una ópera minimalista que, en esta versión, también será́ un poco MIRimalista”.