Traducir

La Posada de Somo : Casa Rural en Somo | Comienza la época de Berreas
2578
post-template-default,single,single-post,postid-2578,single-format-standard,eltd-core-1.0.1,ajax_fade,page_not_loaded,,borderland-ver-1.12, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_with_content,width_270,paspartu_enabled,paspartu_on_bottom_fixed,transparent_content,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Comienza la época de Berreas

Comienza la época de Berreas

Las nieblas previas a San Miguel anuncian el final del estío, mientras la tierra desprende ya los olores húmedos que acaban con la sofocante temporada seca. Hace días que el sol está reclinado y que sus rayos dejaron de quemar. Que los bosques amanecen envueltos en rocío y que un olor a humedad y lluvia por llegar se adueña de los caminos, las riberas y los valles.

El espectáculo de la otoñada acaba de levantar su telón y con la nueva estación el bramido de los ciervos en celo. Los parques naturales vuelven a poblarse de sonidos a primera hora de la mañana o, aún más audibles, al atardecer, a esa hora imprecisa y casi a oscuras en la que los grandes machos salen de la fragosidad de los matorrales y los arbustos donde hasta ese momento permanecían escondidos para hacer acopio de hembras que corretean, camino de orillas y veneros de arroyos y ríos donde saciar la sed.

El ritual es siempre el mismo y el espectáculo, sobrecogedor. La berrea es uno de los más reconocidos sonidos de la naturaleza. Se escuchará en Cantabria -Valle del Saja-Besaya, Picos de Europa y Liébana o, por ejemplo, Campoo- hasta finales de octubre, cuando a los bosques más comiencen a llegar los fríos que preludian el invierno. Otra versión menos bucólica, aunque de éxito garantizado, es contemplar la llamada de la madre Naturaleza en Cabárceno. El parque ofrece una oportunidad única para observar con todo detalle este proceso.